30.9 C
Madrid
sábado, julio 24, 2021

Navalcarnero aprueba un nuevo presupuesto después de 14 años

Después de 14 años prorrogando el presupuesto, el Ayuntamiento de Navalcarnero ha elaborado un nuevo presupuesto para el ejercicio 2021, que ha sido presentado al Pleno por la Concejalía de Hacienda y aprobado en la sesión del 15 de junio de 2021.

Un nuevo paso muy importante para reconducir la ruinosa situación económica que dejaron los gobiernos municipales anteriores a junio de 2015, con un remanente negativo de tesorería que alcanzó los 57 millones de euros.



De hecho, en el año 2008, el Gobierno local elaboró y aprobó un presupuesto de 35,1 millones de euros basado en unas previsiones de ingresos irreales, de los que en realidad se reconocieron unos derechos de 25 millones de euros de los que se recaudaron solo 22,6 millones de euros (de ellos, 6.173.115,16 € en concepto de venta de aprovechamientos urbanísticos), generándose un importante déficit presupuestario en un solo año.

En lugar de corregir el déficit como obliga la Ley, se optó por un inmovilismo tal que la prórroga del presupuesto operó de forma automática “sine die” en manifiesto fraude de ley, tal y como quedó reflejado en los informes de fiscalización de la Cámara de Cuentas. Esta prórroga automática se fue produciendo año tras año hasta el ejercicio 2015, lo que fue dando origen a la millonaria e inasumible deuda que hoy tiene Navalcarnero, y que nunca fue ordenada, sin que nadie a ciencia cierta conociera la cifra de dicha deuda.



Desde el año 2016 hasta la actualidad, el Gobierno municipal se vio obligado a prorrogar el presupuesto, realizando indisponibilidades de crédito para nunca gastar más de lo que realmente se ingresaba, cumpliendo así con el artículo 135 de la Constitución Española y su Ley de desarrollo (Ley de Estabilidad Presupuestaria), mientras -a su vez- iba ordenando toda la deuda originada durante los Gobiernos del PP en Navalcarnero, refinanciando la misma en unas condiciones financieras muy ventajosas para Navalcarnero.

La Ley de Haciendas Locales obliga a elaborar un presupuesto equilibrado entre ingresos y gastos, incorporando -en su caso- el remanente negativo de Tesorería de años anteriores, lo cual impedía de todo punto al nuevo Gobierno municipal que tomó posesión en junio de 2015 que se pudiera elaborar ni aprobar un presupuesto nuevo, en tanto que en 2015 ese remanente negativo alcanzaba los 57 millones de €, a los que había que sumar otros 60 millones de euros de facturas ocultas. Y precisamente, entre 2015 y 2020 lo que el nuevo Gobierno municipal ha ido haciendo ha sido refinanciar toda la deuda (remanente negativo y facturas ocultas de la cuenta 413), dejando a cero el remanente de tesorería y pasivos ocultos tras la liquidación del ejercicio 2019, para, ahora sí, el Ayuntamiento pudiese elaborar un nuevo presupuesto con todas las garantías legales, a la vez que cumpliendo todas las condiciones normativas impuestas para ayuntamiento en situación de riesgo financiero y adheridos al Fondo de Ordenación.

Hoy, 14 años después, Navalcarnero aprueba un Presupuesto Municipal, cifrado en 30,5 millones de euros, concretamente 30.556.361,21 €, basado en ingresos reales, actualizando numerosas aplicaciones que eran completamente obsoletas, y, lo más importante, cumpliendo toda la legislación en materia presupuestaria.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias