banner_728x90

banner_728x90

Móstoles
0

Móstoles avanza en las actuaciones para frenar los vertidos en el río Guadarrama

La Junta de Gobierno Local de Móstoles ha dado luz verde hoy a las obras que permitirán limitar el acceso al Río Guadarrama y su entorno, en los tramos en los que se ha registrado más acumulación de vertidos ilegales. Con estas actuaciones, se busca evitar el acceso de vehículos pesados a la zona e […]

Móstoles avanza en las actuaciones para frenar los vertidos en el río Guadarrama

La Junta de Gobierno Local de Móstoles ha dado luz verde hoy a las obras que permitirán limitar el acceso al Río Guadarrama y su entorno, en los tramos en los que se ha registrado más acumulación de vertidos ilegales. Con estas actuaciones, se busca evitar el acceso de vehículos pesados a la zona e impedir así que en el entorno del río dentro del Parque Regional del Guadarrama a su paso por Móstoles sigan proliferando los vertederos incontrolados.

Entre las obras autorizadas se prevé el estrechamiento de algunos tramos de las vías pecuarias que acceden al entorno del río en el término del municipio. Además, se instalarán varias motas de tierra con cerramiento de malla cinegética y bloques encastrados de piedra que permitan el acceso peatonal, en bicicleta o con ganado pero que impidan el paso de vehículos a motor. Estas barreras artificiales se colocarán en un tramo de unos 200 m situado entre los poblados Norte y Sur de las Sabinas en el “Cordel Real del Guadarrama” y en la conocida como “Vereda de Guadarrama”.



La medida se incluye dentro del plan de choque en el que el Ayuntamiento trabaja desde el pasado 8 de julio con el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, la Comunidad de Madrid y otros Ayuntamientos para frenar los vertidos en el entorno del Guadarrama. Tras el mapeado de los vertidos realizado por la Confederación Hidrográfica, será la Comunidad de Madrid, responsable del Parque Regional del Río Guadarrama, la que acometa las obras para limitar los accesos a las zonas en las que se han detectado los vertidos más graves.

Dentro de su compromiso con el medio ambiente y de recuperación del entorno del río Guadarrama, el Gobierno de Móstoles colaborará también activamente con la vigilancia. Agentes de la Policía Municipal de Móstoles seguirá realizando las labores de control en coordinación con el servicio de vigilancia ambiental de la Comunidad de Madrid y de la Confederación Hidrográfica.

El Ayuntamiento de Móstoles se hará cargo, además, de los costes de las tasas generadas de residuos urbanos, comerciales o de podas que conlleven las obras de limitación de los accesos al entorno del Río Guadarrama.





Compartir:
  • linkedin
  • rss
  • pinterest

Escrito por admin