13 C
Madrid
lunes, diciembre 6, 2021

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado a estafar a las compañías telefónicas con altas de líneas fraudulentas

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una investigación que ha culminado con la detención de 11 personas como presuntos responsables de casi 40 estafas, 20 falsedades documentales y varios delitos de usurpación de identidad. Su actuación se basaba en la venta de productos telefónicos en domicilios particulares o en la vía pública por parte de falsos comerciales.

La investigación comenzó en el mes de septiembre del presente año. Una compañía telefónica denunció que en varias casas en los que había domiciliados paquetes telefónicos se generaban exageradas facturas. Estos recibos, que en ningún momento llegaban a ser pagados, se enviaban a domicilios en los que no coincidían los datos personales del titular con los inquilinos por lo que pensaban que se trataba de un error y no le daban importancia.



El “modus operandi” utilizado para realizar los engaños consistía en ofertar a muy bajo precio paquetes de internet, teléfono y televisión a personas en la vía pública o en domicilios privados. Se hacían pasar por comerciales autorizados de las compañías y daban de alta contratos con identidades falsas usurpando la identidad de otras personas.

Pasados dos o tres meses del alta de la linea telefónica la compañía cortaba el suministro por el impago de las facturas correspondiente a esos meses. Dentro de los paquetes contratados también adquirían tarjetas sim y financiaban terminales móviles de alta gama que posteriormente eran vendidos en casa de compra-venta de artículos de segunda mano o vendidos a particulares. Con ello obtenían un gran beneficio, ya que no pagaban nada a las compañías, al aportar cuantas bancarias y domicilios falsos.



Tras varias semanas de indagar en numerosas facturas telefónicas, su tráfico de llamadas, así como el registro de varios establecimientos de compra-venta de objetos, los agentes identificaron a varios de los estafadores y centraron sus investigaciones en diversos domicilios. A mediados del mes de noviembre localizaron a los dos cabecillas de la organización, así como a todos sus colaboradores, deteniéndolos inmediatamente.

La cantidad total estafada a las compañías telefónicas asciende a más de 32.000 euros. 7.500 euros corresponden al consumo impagado y 25.000 euros a la adquisición de terminales de alta gama. Los agentes han recuperado cinco de estos móviles valorados en 4.000 euros.



ARTÍCULOS RELACIONADOS

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias