subasta limusin

banner_728x90

Deportes
0

Este fin de semana dos eventos deportivos solidarios en Navalcarnero

Tras el éxito de asistencia de la I Quedada Solidaria, el Ayuntamiento de Navalcarnero en colaboración con el grupo de Running and Trail Team organiza la segunda edición de esta actividad para caminar o correr, que tendrá lugar en el Pinar de Navalcarnero, en la avenida de Casa Roque, el próximo domingo, 21 de febrero, […]

Este fin de semana dos eventos deportivos solidarios en Navalcarnero

Tras el éxito de asistencia de la I Quedada Solidaria, el Ayuntamiento de Navalcarnero en colaboración con el grupo de Running and Trail Team organiza la segunda edición de esta actividad para caminar o correr, que tendrá lugar en el Pinar de Navalcarnero, en la avenida de Casa Roque, el próximo domingo, 21 de febrero, a las 9.30h.

Los interesados en participar sólo tendrán que aportar alimentos no perecederos, que irán destinados al banco de alimentos de Madrid. La actividad está destinada a todos los públicos, ya que se realizarán grupos para todos los niveles, en distancia de 5 y de 10 kilómetros. Se trata de una actividad que se llevará a cabo los terceros domingos de cada mes. Además, todo aquel que lo desee podrá ir acompañado de su mascota.

Al terminar la actividad se realizará un sorteo entre todos los asistentes.

Torneo a beneficio de Amaya

Además, el campo de fútbol de Los Manzanos acogerá también el 21 de febrero, en horario de 16.00 a 21.00 horas un torneo solidario de fútbol 7 a beneficio de Amaya Gil Sampere, una niña de seis años, vecina de la localidad, que tiene el síndrome de Wolf Hirschhorn (enfermedad genética).

La entrada al torneo, que organiza el Ayuntamiento de Navalcarnero, tendrá un coste de 1 euro para todos los asistentes y junto con la entrada se sorteará un regalo.

Amaya nació en la semana 39 de gestación y pesó 1 kilo 640 gramos. A los pocos meses sufrió su primera crisis epiléptica y a día de hoy, los médicos siguen sin poder controlar estas crisis. A los diez meses le realizaron un estudio porque su ritmo de desarrollo era lento y fue ahí cuando le diagnosticaron el síndrome de Wolf Hirschhorn. Hoy Amaya tiene seis años y no habla ni anda. Tiene hipotonia (disminución del tono muscular) y necesita fisioterapeuta y logopeda.

El síndrome de Wolf Hirschhorn es una enfermedad genética cuyas anomalías más comunes son grave retraso mental y del crecimiento, convulsiones y se caracteriza por rasgos faciales diferentes, como microcefalia, puente nasal ancho y plano, frente alta u ojos grandes y protuberantes.

Compartir:
  • linkedin
  • rss
  • pinterest

Escrito por admin