22.8 C
Madrid
martes, agosto 16, 2022

El Hospital Universitario General de Villalba implementa un protocolo de detección precoz del VIH en su Servicio de Urgencias

Las Urgencias representan una vía de entrada y atención propicia para llevar a cabo una campaña de prevención y detección precoz de esta infección en pacientes que acuden a este servicio por algún otro motivo

El proyecto “Implantación de una vía clínica de cribado de VIH en Urgencias”, presentado por este servicio del Hospital Universitario General de Villalba -integrado en la red pública madrileña- en las Jornadas de Casos Clínicos 2022 del Grupo de Infecciones en Urgencias de la Sociedad Española de Medicina de Emergencias y Urgencias (INFURG-SEMES), ha resultado ganador del primer premio en este encuentro.

El galardón, que reconoce las iniciativas de detección temprana de patologías en los pacientes que acuden a Urgencias por otros motivos, avala así este sistema de detección precoz de VIH, una infección que, según datos de ONUSIDA, afecta a 38 millones de personas en todo el mundo, y a entre 140.000 y 170.000 españoles.

Y es que, desde la SEMES se ha evidenciado que el VIH está presente en pacientes que acuden a Urgencias por una enfermedad que, a priori, no tiene que ver con una infección de transmisión sexual, mientras que la Dra. Maria Teresa Cerdán, jefa del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario General de Villalba, reconoce que “hay una mayor incidencia de pacientes con VIH en aquellos que tienen neumonías, mononucleosis infecciosa, candidiasis o herpes zóster”. Para paliar esta situación, el nuevo sistema de cribado implementado en el hospital permite hacer pruebas de VIH a pacientes diagnosticados con alguna de estas patologías o relacionadas con ellas.

Oportunidades de la atención en Urgencias para la prevención y detección precoz del VIH

En este escenario, el centro villalbino ha verificado que el Servicio de las Urgencias representa una vía de entrada y atención propicia para llevar a cabo una campaña de prevención y detección precoz de esta infección. “Los pacientes no tienen que pedir cita para venir, y eso es una ventaja u oportunidad que quizás, hasta ahora, no hemos tenido tan presente”, compartió la especialista al presentar el proyecto ganador, añadiendo que “todo aquel que cruza la puerta de Urgencias puede ser candidato al diagnóstico temprano del VIH y al que implementar medidas preventivas”.

En el caso de esta iniciativa, se centra en el VIH, pero la Dra. Cerdán defiende que el cribado en Urgencias ayuda a detectar otras patologías, sobre todo en aquellos pacientes que “están sanos, pero que pueden tener una infección latente y la desconocen porque no tienen otro contacto con el sistema sanitario, no suelen ir a sus médicos de cabecera, no toman medicaciones crónicas ni tienen contacto con otros especialistas”, pero que, sin embargo, se ven obligados en un momento dado a acudir al hospital por una urgencia.

Teniendo en cuenta las probabilidades de que una persona sea portadora de VIH sin saberlo, los facultativos de Urgencias aprovechan la ocasión en la que un paciente acude al hospital por otro motivo -que podría estar, o no, relacionado con el VIH- para hacerle una prueba y detectar o descartar la infección. Tal y como afirma la Dra. Cerdán, “el VIH es una patología que está muy presente y a muchos se les olvida”, sobre todo en la situación sanitaria actual que pone el foco de atención mayoritariamente en la Covid-19, frente a “otras enfermedades infecciosas, como el VIH, que son fácilmente prevenibles con buenas campañas en este sentido”.

Un sistema informático innovador

La Dra. María Mestre, médico adjunto al Servicio de Urgencias que lidera la implantación del cribado de VIH -diseñado por los facultativos de este servicio junto al equipo informático del hospital-, explica por su parte que el proyecto se basa en un protocolo que permite informar a los médicos de Urgencias de los casos en los que es necesario proponer una prueba de detección de VIH al paciente.

Además, como valor añadido especialmente relevante, este trabajo se apoya en un sistema digital en el que, “cuando el médico da el alta con un diagnóstico concreto, le salta un aviso recordándole que ofrezca la opción de realizar una prueba de VIH”. Si el paciente está de acuerdo, se le hace una analítica antes de abandonar el hospital, a cuyos resultados puede acceder posteriormente a través de su médico de Atención Primaria o de la aplicación propia del centro, el Portal del Paciente.

Esta metodología lleva más de dos meses implementada en el hospital y los pacientes la reciben de buen grado, asegura la Dra. Mestre: “Suelen aceptar si se les explica bien, indicando que es un protocolo y que se ha comprobado que ciertas patologías están ligadas al VIH sin que el paciente lo sepa”.

Digitalización al servicio del paciente

El hecho de que la digitalización sea una apuesta consolidada desde hace años en el hospital villalbino facilita la promoción de hábitos de prevención y cuidado a través de las nuevas tecnologías. “Hacemos automatismos de petición de pruebas para otras patologías, como las traumatológicas, de manera que el paciente no tiene que esperar a que le vea el médico y las solicite, sino que, cuando viene a la consulta, esas pruebas ya están solicitadas y realizadas”, explica la Dra. Cerdán.

Además, gracias a las numerosas funcionalidades de atención y seguimiento no presencial del Portal del Paciente, siempre que el tipo de patología lo permita, se evitan desplazamientos innecesarios de este al hospital, favoreciendo de esta manera no solo su calidad de vida y resolución de dudas y problemas en tiempo real, sino también el cuidado del medioambiente: “Muchas veces podemos dar los resultados de manera telemática, por teléfono o por la aplicación, cuando, por ejemplo, son casos sencillos y que requieren de menos intervención médica”, apunta la jefa del Servicio de Urgencias del General de Villalba.

Sin embargo, el avance tecnológico del hospital no se limita a este servicio. De hecho, la innovación constante marca la agenda del centro. En palabras de la Dra. Cerdán, “los clínicos trabajamos codo a codo con los informáticos para que nuestras ideas y propuestas desde el punto de vista médico se puedan implementar tecnológicamente”. A su vez, el hospital apuesta por extender iniciativas como esta a otros centros sanitarios. “La intención es exportarla a otros hospitales más grandes ubicados en zonas en las que es más fácil detectar estos casos por el tipo de pacientes que acuden”, apostilla la Dra. Mestre.

Hospital Universitario General de Villalba

El Hospital Universitario General de Villalba es un centro sanitario público integrado en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) que ofrece atención sanitaria en más de 30 especialidades médicas y quirúrgicas, y con equipamiento de la más alta tecnología sanitaria, a más 115.000 habitantes del noroeste de la Comunidad de Madrid. En concreto, a los vecinos de Collado Villalba, Alpedrete, Moralzarzal, Cercedilla, Navacerrada, Los Molinos, Becerril de la Sierra y Collado Mediano, aunque cualquier madrileño que lo desee puede escoger este hospital a través de la Libre Elección.

Su infraestructura sanitaria ofrece más de 200 habitaciones individuales y equipamiento de la más alta tecnología sanitaria como un TAC, dos resonancias magnéticas, una sala de hemodinámica, una sala de medicina nuclear con gammacámara y 12 equipos para las salas de radiología digital e imagen médica (con, entre otros, dos mamógrafos y cuatro ecógrafos). El hospital está dotado asimismo con 12 puestos de UCI, 85 de urgencias, 47 puestos de Hospital de Día, dos salas de dilatación, cuatro paritorios, 94 consultas y gabinetes de exploración y 18 puestos de hemodiálisis, entre otros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias