banner_728x90

banner_728x90

Alcorcón
0

El grupo de arte del centro ocupacional municipal Carlos Castilla del Pino de Alcorcón ya tiene nombre: ‘Miradas insólitas’

Miradas insólitas tiene años de experiencia, mirando el mundo/ sintiendo su realidad/ pintando y haciendo exposiciones. En los últimos años y hasta que la pandemia exigió un paréntesis, algunos de los artistas del taller se trasladaban al centro cultural Margarita Burón y allí, en una de las aulas, pintaban y en el hall exponían sus […]

El grupo de arte del centro ocupacional municipal Carlos Castilla del Pino de Alcorcón ya tiene nombre: ‘Miradas  insólitas’

Miradas insólitas tiene años de experiencia, mirando el mundo/ sintiendo su realidad/ pintando y haciendo exposiciones. En los últimos años y hasta que la pandemia exigió un paréntesis, algunos de los artistas del taller se trasladaban al centro cultural Margarita Burón y allí, en una de las aulas, pintaban y en el hall exponían sus obras. Sus dieciséis miradas sobre el mundo eran insólitas, pero les faltaba el nombre, este nombre que define su manera de estar en el mundo del arte.

Ahora ya tienen logo: el artista David Alonso ha puesto el ojo a sus miradas insólitas y Manuel Vela las letras. “Los artistas están muy ilusionados con el paso de formar el grupo definitivamente y crear un nombre y logo. Esto supone una apuesta en firme por valorar y visibilizar el arte bruto, así como por la creación de un espacio inclusivo y adaptado en el mundo cultural”, afirma Julia Morla.



Además, están presentes en las redes sociales Facebook e Instagram y constituyen uno de los Retos de la Fundación Telefónica que personas voluntarias de la compañía seleccionan y abanderan. Las razones por las que eligieron este proyecto las explican claramente.

Para Álvaro León la espontaneidad de su expresión es la clave: “La frescura de las obras y la pureza e inocencia que permite es la expresión del arte de forma innata”. A Marisa Zarcero lo que más le impresiona es la personalidad de cada artista: “Cada uno de ellos tiene un lenguaje, una línea de expresión totalmente diferente al resto y sin interferencia entre unos y otros estilos”.



Para María Ángeles Rodríguez, es “su propio estilo que van estudiando y desarrollando”, lo que le parece más interesante. María Luz Sánchez opina que “el nombre del grupo lo dice todo: cada mirada de estos artistas es insólita, personal y particular y llega al corazón de diferentes maneras”.

Voluntarios de Fundación Telefónica y artistas de la Fundación ANDE se conocieron en la celebración del Día Mundial del Voluntariado, limpiando un parque y de ahí surgió el flechazo: los voluntarios optaron por acoger como reto dar visibilidad a este grupo de artistas. El trabajo les ha proporcionado el Premio interno de Telefónica en la categoría de contribución social
extraordinaria.



Durante el pasado año realizaron una exposición que 1.800 personas visitaron virtualmente. Para este año tienen el reto de lograr tres exposiciones presenciales. Como apunta Hassiba Seriak, una de las artistas del grupo, “me ilusiona pensar en que la gente vea mi último cuadro sobre el agua, esto es una nueva experiencia para mí”.

En paralelo a lograr este reto, Miradas insólitas continúa su trabajo con dos proyectos de venta de materiales que se suman al de la pintura y con los que recaudar fondos: el calendario de dieciséis meses que han elaborado (uno por cada artista del taller) y los dieciséis modelos de tazas de cerámica para desayunos o meriendas solidarias.



Por el módico precio de 5 euros los calendarios y 10 euros las tazas, las aportaciones permitirán elaborar más proyectos, organizar futuras exposiciones y, sobre todo, permitir/promover y potenciar miradas y más miradas insólitas.

Las compras se pueden realizar directamente en el taller (previa cita llamando al teléfono 91 643 14 78) o a través del mail miradasinsolitas@gmail.com.





Compartir:
  • linkedin
  • rss
  • pinterest

Escrito por admin